Please wait while international site is loaded...

Please wait while U.S. site is loaded...

La Verdad Sobre La Industria De La Eco-Belleza (Desde Adentro)

julio 12, 2016

La Verdad Sobre La Industria De La Eco-Belleza (Desde Adentro)

La confusión en el mundo de la belleza natural es real. Cuando abrí la primer boutique eco-chic en Estados Unidos en el 2007, todas las marcas de belleza natural enviaron sus productos para que los revisara Clientes de todo el mundo buscan mi ayuda para “limpiar” sus productos de belleza. Tuve investigar cada ingrediente de cada producto natural que recibía.
¿Puedes imaginarlo?
Ve tus productos y realmente lee los ingredientes (no el marketing que dice que es amigable con el medio ambiente o de una fuente sustentable, que parte de la ganancia va a caridad). Aún cuando algo dice que es natural, ¿sabes verdaderamente lo te estás poniendo en tu cuerpo?
No puedo decirte cuántos clientes vienen a mi con infecciones del ojo por usar mascara natural o crema de ojos que no tenía los conservadores correctos. O aquellos quienes sus aceites faciales secaron su piel por una sobrecarga de aceites esenciales que no fueron extraídos y dosificado propiamente. O la gente que ha esperado meses para que los bultos, enrojecimiento, e irritación causada por ácidos frutales “naturales” sanen.
Las marcas naturales siempre están gritando cómo no hay regulaciones para los ingredientes en EEUU., así que marcas convencionales se salen con la suya añadiendo muchas cosas no-buenas-para-ti en sus productos. Bueno, si hubieran regulaciones tan estrictas como en otros países sobre probar los productos de belleza para estabilidad, eficacia y crecimiento de bacterias y hongos, 90 por ciento de esas mismas marcas naturales no llegarían al final.
Las palabras que causan histeria en el mundo verde - paralelos, sulfatos, fenoxietanol, ftalatos - son TAN 2007. Hasta enormes gigantes convencionales de la belleza han removido estos ingredientes de sus productos, y muchos otros seguirán.
Por todo el bien que está haciendo, la industria verde sigue buscando ingredientes para quemar en la hoguera; la cacería de brujas para el siguiente conservador que te causará cáncer y quitará la vida es engañosa y no tiene sentido. Cuando los clientes y colegas empezaron a preguntarme sobre "conservadores de fuentes naturales,” me di cuenta que era tiempo de dibujar mi línea y hablar.
La gente necesita ser educada lo que los nombres de los ingredientes realmente significan, en lugar de confiar en diccionarios de belleza o sitios web de clasificación de ingredientes que indican que algo puede no ser lo suficientemente seguro. (¿Qué significa “moderadamente seguro”?).
Así que. Aquí vamos. Mi primer paso para educar a todos sobre las cosas que deberían importarles en cuanto a belleza verde:

¿Cuál es la diferencia entre conservadores de fuente natural y sintética?

Hay mucha confusión alrededor de conservadores en el mundo de belleza moderno. Considerando su propósito en cosméticos - para casi literalmente inhibir la vida como la conocemos - es razonable que a menudo sean singularizados en las etiquetas de ingredientes. No obstante, a pesar de la preocupación natural que sentimos, ellos son los absolutamente esenciales en casi todos los productos. La dificultad es entender lo que hace que un conservador cruce la línea entre ser práctico a dañino.
Aquí hay algunas cosas para mantener en mente:
  1. Tipo.
No todos los conservadores son malos. Un producto basado en aceite puede no necesitar conservadores antifúngico o antimicrobiano, sino un buen antioxidante es requerido para mantener el producto de que se haga rancio. Diferentes tipos de conservadores son vitales por diferentes razones.
En muchos caso, los conservadores naturales como el benzoato de sodio o sorbito de potasio son altamente apropiados. Habiendo dicho esto, hay ciertos tipos de conservadores que deberían ser evitado a toda costa. Por ejemplo, hay una gran diferencia entre el metilparabeno y el butilparabeno, a pesar de sus nombres similares.
  1. Concentración.
Agencias reguladoras entienden la necesidad de conservadores en cosméticos. En la mayor parte, en lugar de prohibir totalmente el uso de ciertos conservadores, estudios son hechos para determinar un nivel seguro de uso. En muchos países, los cosméticos requieren pasar un examen de eficacia de conservadores, en los cuales varias razas de organismos dañinos son inoculadas en una muestra para determinar si tiene la capacidad de inhibir actividad microbiana o fúngica (si así pasara) suficientemente rápido para prevenir enfermedades. A través de examinación cuidadosa, es posible determinar una concentración segura.
Por ejemplo, en évolué usamos benzoato de sodio a una concentración de 0.15 porciento en un producto para dejar puesto. El Programa Internacional para Salud Química no reporta efectos adversos en humanos a dosis de sobre 600mg/kg de peso corporal por día (2.2 libras es el equivalente aproximado a 1 kg). En concentraciones de 0.15 porciento, una persona que pesa alrededor de 100 libras, tendría que consumir cerca de 5 galones de producto para siquiera acercarse a esta concentración.
  1. Reactividad.
Quizás una de las cosas más complicadas para buscar en una etiqueta es el riesgo de reactividad, y los conservadores no están exentos de esto. Mencioné el benzoato de sodio antes, el cual puede reaccionar con ácido ascórbico para formar benceno, un cancerígeno conocido. El riesgo es extremadamente bajo cuando el producto no contiene ambos ingredientes para empezar (y aún más bajado determinando la concentración mínima a usar) sin embargo, aún está ahí, y es difícil buscarlo.
  1. Natural vs Sintético.
Una de las preguntas más comunes que me hacen es si los conservadores que uso son de fuente natural. Continuando con el ejemplo del benzoato de sodio, aunque es encontrado naturalmente en frutas y especias, es casi siempre extraído y procesado en laboratorios.
¿Esto lo hace un conservador sintético? ¿Sería mejor si no fuera procesado en un laboratorio?
Considera que muchos aceites esenciales requieren solventes como el hexano o etanol para extraer, algunos de los cuales son inevitablemente residuos. La etiqueta ciertamente no llevará esto a tu atención, y tal vez hasta te promocione un mensaje “completamente natural” en la caja.
-
En resumen, uno de los más grandes déficit en la industria natural es la falta de conservación apropiada. Tanto como apoyo el movimiento natural, me importa mucho más la salud y seguridad de mis amigos, familia, y clientes.
Los productos basados en agua corren un riesgo extremadamente alto de desarrollar moho, bacterias, y patógenos. Los conservadores deberían ser escogidos basados en trayectorias, investigación substancial, y uso aceptado en industrias en todo el mundo.


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

Estas interesado en...

Debe marcar al menos una casilla de verificación.